jueves, 16 de abril de 2015

El truco que debes conocer para llevar las ensaladas al trabajo

Ahora que llega el buen tiempo, apetece algo mas fresquito para comer, es la época de las ensaladas. Aunque ahora como en casa (ventajas de trabajar desde casa desde mi ordenador), sí que he tenido épocas de comer en el trabajo (sé lo que es comer un menú del día a diario), e incluso de llevar el tupper al trabajo. Me encantan las ensaladas, pero al mediodía la ensalada del tupper quedaba tan pocha que no resultaba nada apetecible. Eso era porque entonces no conocía este truco: cómo preparar una ensalada en un tarro para llevar dónde quieras y que todos los ingredientes permanezcan intactos.

Recetas de ensalada en tarro


Os voy a poner dos ejemplos. El primero lleva una vinagreta de mostaza, garbanzos, tomates cherry, cebolleta, pimiento rojo y lechuga. Una ensalada muy completa y nutritiva. Tenéis que probar las legumbres en ensalada, quedan deliciosas.



La segunda ensalada lleva un aliño de aceite, tahini y limón, pollo, maíz, zanahoria, champiñones y brotes verdes. Otra ensalada totalmente distinta, para variar un poco. Las posibilidades son infinitas y así podemos comer en el trabajo, sano, sabroso y variado.



El truco está en poner el aliño debajo del todo, después, los ingredientes que más pesen, y por último las hojas verdes que son las que más se suelen estropear. Cuando llegue el momento de consumir, no hay más que volcar la ensalada en un plato ¡y a disfrutar!

Más ejemplos de ensaladas en tarro:

1º piso: el aliño
2º piso: el ingrediente principal de la ensalada, que pueden ser legumbres, pepino, guisantes, zanahoria, patata, pollo, atún, huevo duro, pasta, etc. Cosas que pesen y que es mejor que se mojen un poco con el aliño para que no se sequen.
3º piso: los ingredientes más ligeros, como el arroz, quinoa, semillas, almendras, nueces, gajos de mandarina, tomates, brotes, cebolleta, fresas, setas, etc.
4º piso: las hojas verdes, ya sea lechuga, espinacas, rúcula o canónigos. 

Experimenta porque se puede comer una ensalada cada día sin aburrirte.

Si añadimos ingredientes que se oxidan fácil, como el aguacate o la manzana, podemos rociar unas gotas de limón por encima de ellos para evitar que se estropeen, además, lo ideal es llenar hasta arriba del todo el tarro, apretando bien los ingredientes para evitar que entre aire, así se conservarán mucho mejor hasta que llegue el momento de consumirlos.

Síguenos: Facebook Instagram Bloglovin Pinterest


2 comentarios: