jueves, 24 de septiembre de 2015

Receta con zoodles para comer hasta 4 tipos de verdura sin darte cuenta

Si quieres hacer tus comidas más light, e incorporar más verduras a tu dieta, los zoodles es la manera perfecta para saciar tus ganas de comer pasta y aún así cuidarte y comer de manera más saludable. De verdad que están riquísimos, e incluso he conseguido que mi marido coma verde y encima diga que ¡le encanta el plato! Así que recomiendo esta receta para comer verdura sin darte cuenta, saboreando el plato, y disfrutando de una manera nueva y original de comer vegetales. Ya hicimos una receta de zoodles con pesto rojo, con forma de espaguetis, pero éstos son ligeramente diferentes, aún más fáciles de hacer, y quedan realmente cremosos gracias al aguacate.

zoodles



Ingredientes para dos personas


  • Un calabacín
  • Medio aguacate
  • Media taza de rúcula
  • Una taza de espinacas
  • Un puñado de pistachos
  • Queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva 

El calabacín en lugar de rallarlo con un espiralizador o con una mandolina, lo hice con el pelador de zanahorias, y el calabacín queda de esta manera más parecido a un tagliatelle que a un espagueti. Se corta a lo largo, y se tarda no más de cinco minutos en rallar por completo. Ya veis que no hace falta ningún aparato especial. 


La salsa es una especie de pesto verde pero para que queda más cremoso gracias al aguacate. El pesto tradicional se hace con piñones y albahaca, pero eso no es fácil tener estos ingredientes en casa, en cambio, si incorporamos otras hojas verdes y otros frutos secos el resultado es muy parecido y encima añadimos muchos nutrientes sanos.


Receta de zoodles con salsa de aguacate


Primero rayamos a lo largo el calabacín, después se saltea en una sartén durante dos o tres minutos con un poco de aceite, y escurrimos el agua que puedan soltar. Si quieres, se pueden cocer al vapor, o incluso tomar los zoodles crudos. Están muy buenos y yo los suelo añadir así a las ensaladas. 



Aparte, batimos los ingredientes para el pesto con una batidora: el medio aguacate, las espinacas, la rúcula, los pistachos pelados, el aceite, y el queso. Se puede añadir un poco de agua si vemos que nos queda muy espeso. No hace falta añadirle sal porque los pistachos ya aportan bastante sal a la salsa. 



Ya solo queda juntar los zoodles con el pesto y saborear este delicioso y fácil plato cuya preparación no te lleva más de 15 minutos y con el que comes una gran ración de verduras sin darte cuenta. Verás además que la cremosidad del aguacate y de sus grasas saludables sirven para que te llenes muchísimo.

Síguenos: Facebook Instagram Bloglovin Pinterest


2 comentarios: